El Césped sintético permite transformar tus espacios y conectar con la naturaleza. Una terraza, un patio y cualquier ambiente interno de tu casa puede convertirse en un jardín. No necesita mantenimiento. No se riega. Fácil limpieza. Resistente a rayos UV y al cloro. Autoextinguible: no propaga el fuego. Amigable con las mascotas.